¿RECUERDAS LO ASQUEROSO QUE ERA EL BLANDIBLÚ?

¿RECUERDAS LO ASQUEROSO QUE ERA EL BLANDIBLÚ?

Tú no te acuerdas, pero antes del fidget spinner hubo otras marcianadas como éstas que lo petaron

El Fidget Spinner es la prueba de que cada cierto tiempo aparece algo que alimenta nuestras vidas con el dulce sabor del entretenimiento. Ese entretenimiento puede durar un día, una semana, un mes, un año o incluso toda la vida. El entretenimiento es subjetivo y está íntimamente relacionado con el juego. Y de eso va el artículo, de juegos.

¿Te acuerdas del Slime o Blandiblú?
¿Te acuerdas del Slime o Blandiblú? | Getty Images

Jugar es casi lo primero que hace el ser humano una vez empieza a tener consciencia. Jugar es algo vital en nuestro desarrollo. El juego, además, es un estímulo físico, mental, sensorial, afectivo, creativo, etc. Nos vale casi cualquier cosa, somos capaces de transformar un trozo de cuerda en una 'Comba' o un trozo de tiza en 'La Rayuela.' A veces ni siquiera necesitamos objetos, 'El escondite', 'La gallina ciega', 'El pollito inglés' o 'El pilla-pilla' son sólo unos pocos ejemplos.

La Rayuela | Agencias

Todos estos son juegos de exterior, evidentemente no voy a empezar a enumerar la cantidad de juegos indoor que me están viniendo a la cabeza, sería absurdo, y además, este no es el motivo del artículo, sino intentar averiguar si el último boom.

El 'Fidget Spinner', puede formar parte de esta pequeña élite de juegos que con el tiempo se han convertido en las marcianadas del entretenimiento low cost. Pero ¿Cuál es el secreto del éxito del 'Fidget Spinner'? Estas cosas son siempre difíciles de explicar, pero lo que sí puedo es ofrecer un par de datos de interés para quien no sepa nada sobre este objeto.

Fidget Spinner | Archivo

El 'Fidget Spinner' se creó hace 20 años con la idea de ayudar a niños con problemas de concentración. Su diseño es original, llamativo, simple y variable. Su tamaño favorece que pueda ser llevado en el bolsillo. Su económico precio es otra ventaja para que sus ventas se hayan disparado.

Y por supuesto, su función primordial, girar y girar durante minutos dependiendo de la fuerza que uno le imprima. Es adictivo, estresante y relajante al mismo tiempo, y no sólo eso, sino que, además, le ha robado cierto protagonismo al entretenimiento por antonomasia, el móvil.

La Mano Loca

Los de la generación anterior estarán pensando: “ey, yo también jugué con cosas muy parecidas al 'Fidget Spinner' , como por ejemplo, 'La Mano Loca' ”.

'La Mano Loca' era eso, una mano con un brazo elástico de goma, o algo parecido, que lanzabas en plan látigo y que, debido a sus propiedades adherentes, conseguía pegarse casi en cualquier superficie. Los dudosos materiales con los que estaba fabricada y sus, no pocas denuncias por toxicidad, precipitaron su prohibición y salida del mercado.

La mano loca | Agencias

Y llegó el Blandiblú

El Blandiblú o Slime fue otro extraño y escatológico divertimento de similares características al anterior. Era una plasta viscosa de color verde, cuya gracia residía en pasarse las horas muertas haciendo nada con esa masa densa, gelatinosa y pegadiza que todo lo pringaba ante la estupefacta mirada de papá y mamá. Su boom se produjo gracias al contrabando, ya que, pese a que su exportación estaba prohibida, casi todo el mundo tenía uno.

Blandiblú | Agencias

Ta-ma-got-chi

El 'Tamagotchi' fue una mascota virtual importada de Japón con forma de huevo, tres botones y gráficos monocromáticos pixelados. Eras su padre y su madre y tenías que mimarlo y amarlo, cuando dejabas de hacerlo, éste moría, así de surrealista era todo.

Vuelve el Tamagotchi 20 años después | Bandai

Otro mini-aparato ultra-vintage anterior al Tamagotchi fue el Echo Keyller o llavero sonoro. Ametralladoras, sirenas de la policía, bombas, rayos alienígenas, así hasta 8 sonidos lo-fi. No había más, y sin embargo, podías estar apretando esos botones horas y horas. Incluso hay una aplicación para iPhone.

 

No deja de sorprenderme el hecho de que alguien pueda pasárselo bien con algo tan gris y banal, como por ejemplo, un muelle, pero así es, su nombre, 'Slinky.' Los más horteras eran los de arco iris. Ver cómo un Slinky baja unas escaleras es algo tan estúpido e hipnótico que resulta fascinante.

 

Algo que habla muy bien de lo absurdo, ridículo y genial de la condición humana es cuando ves a alguien jugando al 'Cup-and-ball' ¿Os acordáis no? sE una copa con una cuerda unida a una bola, bola que debes introducir en la copa, y así una vez, y otra vez, y otra vez.

No veo el momento de parar, pero por el bien de mi salud mental, lo intentaré, y además lo voy a hacer con dos de los juegos que más lo han petado en la era de Internet, ambos casualmente acuáticos.

 

'El Condom Challenge', que consiste en que, al dejar caer un condón lleno de agua sobre la cabeza de alguien, esa cabeza debe quedar atrapada dentro del condón, con el plus de peligrosidad que eso conlleva.

Y el 'Bottle Flipping', es decir, lanzar una botella con agua y conseguir que caiga de pie. Como podéis comprobar, en cuanto a juegos se refiere, la cosa no ha cambiado mucho en los últimos 100, 1000 o 10.000 años.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.