POLÉMICA EN LAS REDES SOCIALES ANTE LA PROPUESTA DE LEY

POLÉMICA EN LAS REDES SOCIALES ANTE LA PROPUESTA DE LEY

15 cosas que deberías saber antes de estar en contra de la gestación subrogada

Tras la propuesta de Ciudadanos de regular la Gestación Subrogada, el temita está más caliente que nunca. La iniciativa del partido de Albert Rivera contenta a algunos (incluso a quienes no son su potencial electorado) y enfada (y mucho) a otros que señalan como turbio la propuesta de parte de un partido de carácter derechista y liberal. ¿Oportunismo político? ¿Libertad? ¿Agencia del propio cuerpo? ¿Mercantilización? ¿Negocio? ¿Qué implicaciones morales y éticas implica?

Embarazo
Embarazo | Getty Images

El asunto, como sabes, es controvertido. Cuesta encontrar consenso hasta dentro de las mismas formaciones políticas e ideológicas. Resulta muy curioso las extrañas alianzas que provoca. Sin ir más lejos, la Iglesia Católica, la Falange, el Foro de la Familia, Hazte Oír, Izquierda Unida, PP y PSOE se posicionan en contra.

A esos grupos hay que sumarle el Comité de Bioética de España, de ideología conservadora, que (casi en mayoría) pontifica con sus opiniones personales mientras hace creer a la ciudadanía que lo suyo es carrera científica. Por supuesto, a todos estos grupos se le une el elenco de feministas hegemónicas, que junto con voces más independientes, se organizan en No somos vasijas, la Red Contra el Alquiler de Vientres o los gallineros que en plató secunda Lidia Falcón.

El panorama, desde luego, es esperpéntico. ¿Alguien ha podido olvidar esa imagen donde un grupo de feministas increpaba a las familias que pretendían informarse en el evento de Surrofair 2017? ¡Coño, si recordaban a las antiabortistas de hace unos años, que se reunían delante de las clínicas en las que se practicaba la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE)!

Pero no sufras. Aquí traigo luz:

1. ¿Gestación subrogada? ¿Vientres de alquiler? ¿Maternidad subrogada?

El término correcto sería gestación subrogada o gestación por sustitución, así lo repite una y otra vez asociaciones como Asociación por la Gestación Subrogada en España y Son Nuestros Hijos. La gestación subrogada es una técnica de reproducción asistida por la que una mujer decide gestar el hijo/a de otra persona o familia.

“Vientres de alquiler” es una expresión peyorativa y que puede resultar humillante para muchas mujeres al reducirla a una parte de su cuerpo. No hay mujeres que alquilan “trozos” de su cuerpo. Hay mujeres que deciden gestar para otras personas.

No podemos olvidar que, le pese a quien le pese, muchas gestantes que participan en la gestación subrogada no terminan su relación con la familia tras el parto, sino que ¡se convierten en parte de esa familia!

Por su parte, maternidad subrogada es una expresión que puede dar lugar a equívocos. La maternidad no la ejerce la gestante. Después de más de 40 años de tecnologías 'in vitro' ya deberíamos haber aprendido que la maternidad posee muchas dimensiones y que la vivencia de la misma no se reduce a un embarazo.

2. ¿Se explota a mujeres?

Puede dar lugar a ello. El hecho de que se explote o no se explote a mujeres dependerá del tipo de legislación que exista y si los derechos humanos de las mujeres en el país en cuestión gozan de buena salud.

A menudo, quien está en contra de la gestación subrogada pone como ejemplo la India. La India es un país donde las vacas, consideradas sagradas, se encuentran más protegidas que las mujeres.

Así lo denunciaba recientemente en un curioso proyecto fotográfico Sujatro Ghosh. Considerando esto, podemos entender que no se trata del mejor país para ser mujer y tampoco para emprender como familia o gestante un proceso de Gestación Subrogada.

Así lo señala en su página web Interfertility, una de las empresas españolas líder en gestación subrogada: “múltiples negligencias” y violación de derechos de mujeres en situación de pobreza. Además, la India prohíbe la gestación subrogada para españoles y matrimonios homosexuales.

La otra cara de la moneda la tenemos en algunos estados de EE UU, más concretamente en California, Utah e Illinois. La legislación es clara y de fácil acceso para personas extranjeras. Sin embargo, pese a las garantías legales, el gasto económico es realmente caro: no solo contempla el proceso de gestación subrogada, sino también los seguros médicos (de la gestante y el bebé).

3. ¿Qué perfil presenta quien demanda la gestación subrogada?

Según la revista Oxford Academic, el 80% de las parejas que la eligen son heterosexuales y solo un 20% son parejas homosexuales. VAE y Subrogalia hablan de un porcentaje muy similar: 70% de parejas hetero.

Una explicación la podríamos explicar en el siguiente hecho: la mayoría de países donde la gestación subrogada es legal impide a los homosexuales acceder a la misma. Hablamos de Georgia, Rusia, Grecia, Tailandia, Israel, Ucrania y el vecino, Portugal. En cambio, Reino Unido, Australia, Canadá, Sudáfrica y algunos estados de EE.UU sí lo permiten.

Teniendo en cuenta esto, no parece muy apropiado usar términos como “gaycapitalismo” para atacar a las parejas homosexuales que han creado una familia. Puede que mediáticamente, sean muchos los famosos gays que han utilizado esta técnica para ser padres. No obstante, no son la realidad representativa.

Las razones que motivan la práctica de la gestación subrogada son la infertilidad en mujeres y los embarazos de riesgo. Otra razón común la encontramos en parejas gays y personas solteras.

4. ¿Por qué no se puede realizar en España?

Esta técnica queda prohibida en el artículo 10 de la Ley 14/2006, de 26 de mayo sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida y no considera válidos los contratos realizados en otros países donde la gestación subrogada es legal.

5. ¿Qué pasa entonces con los niños/as de familias españolas nacidos por gestación subrogada en otros países?

Con el objetivo de proteger al menor, se permite la inscripción en el registro civil si se ha realizado en un país donde la gestación subrogada esté permitida, si hay orden judicial y si uno de los progenitores es español. Para muchas personas, este aspecto legal evidencia la hipocresía que existe alrededor de la gestación subrogada por parte del gobierno español.

6. ¿Formar una familia es un deseo o un derecho?

Ambas cosas. Como parte del proyecto vital, el deseo de formar una familia es recurrente. Según el Art. 16 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, las personas tenemos derecho a fundar una familia. En ningún momento prohíbe, por ejemplo, que para crear esa familia haya que renunciar a técnicas de reproducción asistida.

De hecho, desde que se promulgó en 1988 la primera ley sobre técnicas de reproducción asistida, se reconoció el derecho de los españoles y españolas a hacer uso de esas tecnologías reproductivas.

7. ¿Existe una gestación subrogada legal acotada en el círculo familiar?

Sí, es el caso de Brasil. La gestante debe ser un familiar de primero, segundo, tercero o cuarto grado de uno de los progenitores intencionales.

8. ¿Condena el Parlamento Europeo la gestación subrogada?

No. El Parlamento Europeo, en la Resolución de 5 de julio de 2016, sobre la lucha contra la trata de seres humanos en las relaciones exteriores de la Unión, solo condena la gestación subrogada forzosa e insta a los gobiernos a que analicen sus políticas reproductivas.

9. ¿La alternativa a la gestación subrogada es la adopción?

Dados los largos periodos del proceso de adopción y la prohibición de muchos países a que puedan acceder al mismo parejas homosexuales, muchas parejas eligen la gestación subrogada. Sería una buena idea presionar a los gobiernos para que agilizaran los trámites y sus políticas no fueran discriminatorias.

10. ¿Qué modelo plantea Ciudadanos?

Se habla de un modelo de gestación subrogada altruista, de carácter similar al canadiense. Es decir, contempla una compensación a la gestante relativa a gastos del embarazo, pero no un salario.

Además, establece para la gestante una edad mínima (25 años), tener menos de 45 años, poseer nacionalidad española o ser residente legal en España, no tener antecedentes penales, haber gestado un hijo sano con anterioridad y acreditar una situación socio-económica estable que garantice unas adecuadas condiciones de salud, bienestar y seguridad. Este último punto es importante dado que descarta que la gestante acceda a participar por necesidad.

Añade, asimismo, que solo se podrá ser gestante por subrogación en dos ocasiones. En cuanto a los progenitores intencionales, establece que estos podrán acceder a la Gestación Subrogada cuando hayan agotado otros métodos o técnicas de reproducción asistida.

11. ¿Es la Gestación Subrogada un derecho como recoge el grupo liderado por Albert Rivera?

No. Como analiza en su blog Antonia Durán Ayago, Profesora de Derecho Internacional Privado en la Universidad de Salamanca, hablamos de una técnica de reproducción. Si fuera un derecho, tendría que regularse por Ley Orgánica.

12. ¿Hay posibilidades de que el grupo de Rivera pase el examen?

Es probable que el equipo naranja tenga aún que clarificar y pulir muchos puntos de su proposición de ley. Especialmente, debe dedicar sus energías a aquellos que están relacionados con la autonomía del propio cuerpo en el caso de la gestante.

13. ¿Existe un vínculo entre feto y gestante?

A estas alturas de la vida, hablar de instinto maternal es como hablar de los Reyes Magos. Si no lo crees, lee a Orna Donath.

14. ¿De qué sirve que personas trans o intersexuales puedan congelar óvulos y esperma si hay grupos, incluso feministas, que rechazan la regularización de los métodos que le facilitarían experimentar la maternidad y la paternidad?

De nada. Los derechos reproductivos de las personas trans e intersexuales parecen quedar en papel mojado.

15. ¿Nosotras parimos, nosotras decidimos?

Bueno, al menos que el feminismo hegemónico y Papi-Estado te lo impida. Las mujeres que desean gestar para terceros no obligan a quienes no quieren a hacerlo. En cambio, las mujeres que pretenden censurar el derecho a decidir de las mujeres sí bloquean la libertad de las otras para decidir qué hacer con su útero, con su cuerpo.

Sí, de forma consciente y altruista. ¿Evoca esto al manido mito de la “libre elección” tan de moda en el feminismo hegemónico? Puede. Como puede que ese mito solamente reafirme, como sugiere Aurora González Ginzo, concejala y Secretaria general del PSOE de Ribadeo, una infantilización de las mujeres. Detrás del paternalismo existe mucho patriarcado.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.