RESCUE PASSPORT EN ARCO

RESCUE PASSPORT EN ARCO

Eugenio Merino o el arte entendido como agitador de conciencias

Los trabajos de Eugenio Merino nunca pasan desapercibidos. Este año, en la última edición de ARCO, presenta Rescue Passport, una obra que reflexiona sobre el futuro de los refugiados y que supone un revulsivo dentro de una feria de arte que cada vez es más aburrida.

Detalle de Rescue Passport.
Detalle de Rescue Passport. | E.M.

El trabajo de Eugenio Merino es mucho más agresivo que sus palabras. El artista desarrolla un concepto de conciencia colectiva que concibe cada muestra como la oportunidad de desarrollar un dilema. Si el arte es testigo de su tiempo, el arte contemporáneo sería denuncia. Y aquí, para entendernos, se trata de una patada en el estómago.

Cuando Merino habla no golpea tan fuerte. “No me preocupa la estética, primero busco el concepto, porque en realidad la belleza de una pieza está en su contenido”, explica. Su arte es directo, no hay espacio para la duda.

Obra de Merino expuesta en ARCO. | D.R.

Rescue Passport es su serie más reciente, presentada en esta edición de ARCO por ADN Galería. Un pedazo de manta térmica abraza la estampa de un pasaporte dorado. Siria, Albania, Malawi, Kenia... Refugiados. Un concepto que los medios de comunicación se han encargado de globalizar pero que responde a tantas realidades como nacionalidades engloban el conflicto.

Para él, exponer, es una oportunidad de hacer pensar, de remover. “Los refugiados no es el único tema, pero exponer en ARCO permite llegar a un público mayor, y es importante que la obra presente un espíritu crítico sobre lo sucede en nuestra sociedad”.

Rescue Passport. | D.R.

Las obras de Merino, como aquella en la que Franco aparecía dentro de una nevera de Coca Cola o la cabeza cortada de Donald Trump metida en una caja, no pasan desapercibidas. Hay cierto sarcasmo, cierta ironía, que en realidad no deja de ser humor bien construido. Por eso se entiende que entre sus referentes estén Oscar Wilde y Mark Twain y también la ciencia ficción distópica.

La cabeza de Trump en una caja. | D.R.

En el contexto de ARCO, una feria de arte cada vez más aburrida, las piezas de Merino son un revulsivo. “Me preocupa que siempre acabe triunfando aquello que tiene menos valor, que no expresa nada”, confiesa desde la humildad. La estética frente a la ética, o tan solo el concepto de mercado del arte.

Pero el objetivo de Merino no es solo vender. “El arte está dirigido a un público de clase media-alta que aprecia su sentido, hay piezas desde 300 o 400 euros, y claro, luego otras llegan a costar miles de euros, pero a mí me gusta reivindicar el concepto del arte gratuito. Cuando expones en una galería no solo buscas colocar tu obra (y a mí, la verdad, me preocupa más bien poco su destino), sino exhibirla. Ver una exposición sigue siendo algo divertido que no cuesta dinero”.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.