UN ESTUDIO DICE QUE ESA CANTIDAD REBAJA EL RIESGO DE CÁNCER DE PRÓSTATA

UN ESTUDIO DICE QUE ESA CANTIDAD REBAJA EL RIESGO DE CÁNCER DE PRÓSTATA

¿Eyaculas más de 21 veces al mes? Pues deberías

Esta afirmación se la debemos a un reciente estudio dela escuela de salud pública de la Universidad de Boston, que asegura que eyacular este número de veces ayuda a evacuar las sustancias potencialmente cancerígenas que puede contener el semen. Este estudio no hace sino multiplicar la idea de que, ya sea a través del sexo compartido o mediante la masturbación, debemos eyacular mucho más de lo que pensamos.

Examen de próstata
Examen de próstata | Agencias

Según la 'Sociedad Española de Oncología médica' en nuestro país se diagnostican más de 30.000 casos de cáncer de próstata al año y en el mundo cerca de 900.000. Estas cifras deberían ser lo suficientemente alarmantes como para intentar hacer algo al respecto.

Lo bueno de todo esto es que la solución, o parte de ella, está en nuestras manos, nunca mejor dicho. Y puesto que las 21 veces mensuales que nos recomiendan desde Boston supera nuestra media nacional de eyaculaciones, la masturbación se presenta como una más que saludable y efectiva solución.

No hay que verlo como un suplicio o un calvario, no nos olvidemos de que, al igual que el rayo va acompañado del trueno, la eyaculación va acompañada del orgasmo. Además, y más allá de lo estrictamente 'prostático,' la masturbación es un magnífico ejercicio cardiovascular que reduce el estrés, la depresión, el insomnio y los dolores de cabeza.

Por no hablar de las mejoras en el sistema inmunitario y la piel. Ayuda a controlar la eyaculación precoz. combate la anorgasmia y eleva los niveles de endorfinas, oxitocina y serotonina, las drogas de la felicidad. Con esto debería bastar, como mínimo, para intentar llegar a esa, a veces ridículamente inalcanzable cima, de los cinco orgasmos semanales.

El estudio, ideado por la 'Escuela de Salud Pública de Boston' y publicado en la revista 'European Urology,' ha necesitado 18 años de trabajo y ha implicado a unos 32.000 varones. El resultado es claro y conciso, masturbarse reduce el riesgo de cáncer de próstata.

Suena muy apocalíptico, pero no lo es tanto, pues según este estudio, también hay buenas noticias para los que no puedan o no quieran alcanzar el umbral de las 21 eyaculaciones mensuales recomendadas por dicha escuela, ya que aquellas personas que tengan una vida sexual mínima, pero existente, también presentan un menor riesgo de sufrir este tipo de cáncer con respecto a los completamente asexuales.

Las dos cosas que más aterrorizan al ser humano son la enfermedad y la muerte, sin embargo, para mí hay algo mucho más terrorífico que la enfermedad y la muerte juntas, y se puede resumir en tres palabras: examen de próstata.

Y esto lo afirmo, sin miedo a equivocarme, en un plural mayestático. Este es un tema que, de una manera consciente o inconsciente, siempre está en la mente de todos los hombres, y no sólo eso, sino que necesitamos sacarlo fuera, compartirlo con otros hombres. Sobre todo si uno se acerca o sobrepasa el umbral de los 40, paradigma distópico existencial provocador de una serie de nuevas, siniestras y complejas preocupaciones, como por ejemplo, la posibilidad de un examen de tacto rectal como algo determinante y terminal en nuestras vidas.

Esto también debería ser un motor a la hora de alcanzar esa, no tan lejana cifra de las 21. Pero cuidado, según Jennifer R. Rider, directora de esta investigación, 21 eyaculaciones mensuales es el mínimo recomendado, no el máximo.

Evidentemente, ni los ninfómanos ni los profesionales del onanismo van a tener ningún problema al respecto. Si a esas 21 eyaculaciones mensuales, le sumamos el no fumar y consumir folato, presente en legumbres, verduras y naranjas, damos con el triunvirato perfecto contra el cáncer de próstata.

En el Budismo, el Hinduismo y el Daoísmo, se tiene la creencia de que el semen es una energía extremadamente valiosa que no debe desperdiciarse. Por ello se han desarrollado muchas y variadas prácticas dentro del yoga, el tantra y la alquimia para evitar la eyaculación mentras uno cataliza la energía orgásmica. Ni que decir tiene que los fans de este tipo de prácticas sexuales van a tener verdaderos problemas para llegar a las cifras recomendadas por la doctora Rider.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.