POLÉMICA SOBRE ESTE ESPECTÁCULO ULTRAVIOLENTO DE ARTES MARCIALES MIXTAS

POLÉMICA SOBRE ESTE ESPECTÁCULO ULTRAVIOLENTO DE ARTES MARCIALES MIXTAS

Mixed Martial Arts: Las ultraviolentas peleas de artes marciales llegan a España

Las artes marciales mixtas (MMA), un tipo de lucha poco reglamentado y que mezcla técnicas de diferentes disciplinas es uno de los deportes que más ha crecido en el mundo en los últimos años y que está desarrollando su propio star system. Sin embargo, continúan las dudas sobre el peligro para los luchadores o la moralidad de un espectáculo ultraviolento.

Las peleas ultraviolentas MMA llegan a España
Las peleas ultraviolentas MMA llegan a España | MMA

Estaba en el bar y, entre trago y trago, levanté el hocico y vi en la tele a dos tipos dándose hostias como campanos. Patadas, codazos, sin guantes, muy ultraviolento; cuando uno se caía al suelo el otro se le echaba encima y le castigaba bien el rostro. Pim, pam, pim, pam.

Era como una pelea de bar pero bien hecha y en un lugar mucho más aséptico, con focos y público, pensado para el espectáculo. El ring, de hecho, era bastante peliculero: octogonal en vez de cuadrangular, la lona lucía manchada aquí y allá de sangre de los luchadores, detalle que me pareció notablemente obsceno. Todo muy fuerte.

Lo que estaban echando por la tele eran los Mixed Martial Arts (MMA, Artes Marciales Mixtas en español), un deporte del que había oído hablar vagamente pero que nunca había presenciado, aunque fuera a través de la pantalla. Resulta que esto lo peta en Estados Unidos y está llegando con cierta fuerza a otros países, España entre ellos.

Tiene su polémica, no solo por la violencia propia de la actividad, sino porque se asocia a sectores de la sociedad como podrían ser los votantes de Donald Trump: clases bajas, trabajadoras, blancas, no muy refinadas, rudas y, cómo no, violentas. Rednecks. Un pensamiento que puede ser certero o clasista, pero que ahí está. La prueba es que en la ceremonia de los Globos de Oro, la actriz Meryl Streep ofreció un encendido discurso anti-Trump que despertó la indignación entre el público de las MMA.

- Hollywood está plagado de forasteros y extranjeros y, si nos echan a todos, no tendréis nada para ver excepto fútbol y artes marciales mixtas, lo cual no es arte-, dijo Streep.

Los luchadores de MMA se ofendieron y dijeron que el discurso antidiscriminatorio de la actriz era, de hecho, discriminatorio con un colectivo entero de sacrificados trabajadores, lo cual es cierto. Los promotores le invitaron a un espectáculo en Los Ángeles para que descubriese que las artes marciales mixtas son, en efecto, artes, y los luchadores artistas. Lo cual ya me parece mucho decir.

Cuando acabó la pelea masculina subieron al ring dos combatientes femeninas. La pelea fue igual de salvaje y violenta, aunque me pareció menos burra: las luchadoras tenían algo más de movimiento felino, rapidez, precisión, como ninjas pero pasadas de vueltas. Sangrar, sangraban igual. Luego pasaron al estudio donde comenzó un debate con comentaristas expertos.

El volumen de la tele del bar estaba bajado, así que no sé qué decían ni quienes eran, pero los que hablaban tenían la cara tan magullada y deformada que era obvio que eran luchadores o exluchadores. Según vi con posterioridad en Google es común que los practicantes de este deporte tengan las orejas hinchadas perpetuamente. Se las han inflado a hostias.

¿Qué es esto de la MMA y de dónde surge? Pues su propio nombre lo explica a la perfección: son artes marciales mezcladas, un mezcladito de técnicas diferentes. Aunque a primera vista pueda parecer que no hay reglas, haberlas haylas: por ejemplo, no se pueden dar golpes bajos, ni picar los ojos, ni escupir, ni golpear el hígado con el talón, ni dar rodillazos en la cabeza, ni patear a un oponente en el suelo.

Sin embargo, sí se pueden utilizar, además de los puños, los codos, las rodillas o dar patadas. La particularidad de las MMA es que permiten mezclar técnicas de boxeo, kick boxing, muay thai, lucha grecorromana, san da, karate o taekwondo. Es uno de los deportes que mayor crecimiento ha experimentado en todo el mundo en los últimos años.

El origen de las actuales MMA se suele colocar en el valetudo brasileño, una lucha más brutal y menos regulada. Tuvo importancia en su gestación la familia Gracie, natural de Brasil, aunque de antepasados escoceses, que importó el valetudo a EE.UU., lo modificó, y fundó la principal liga de MMA del mundo, la Ultimate Fighting Championship (UFC), en 1993.

De especial importancia fue Rorion Gracie, hijo de Hélio Gracie, considerado uno de los creadores del jiu jitsu brasileño moderno. Rorion fue maestro de jiu jitsu de Mel Gibson para la película ‘Arma Letal’, y uno de los cuatro fundadores de la UFC.

Las MMA tienen su peligro, y algunos luchadores han fallecido después de combates, los defensores de la disciplina argumentan que más luchadores han muerto en la historia del boxeo. La encefalopatía traumática crónica es una de las consecuencias que esta actividad puede generar. El luchador Jordan Parsons murió atropellado por un Range Rover que se dio a la fuga y en su autopsia descubrieron el desarrollo de la citada dolencia, que también puede aparecer en jugadores de fútbol americano o luchadores de lucha libre.

El político estadounidense John McCain calificó a finales del s. XX estos combates como “peleas de gallos con humanos”, y consiguió en el congreso que hubiera cierta reglamentación. En la civilizada Francia los combates de MMA fueron prohibidos en 2016. Hasta Rickson Gracie, uno de los miembros de la familia fundadora, ha criticado los derroteros de las MMA, a las que considera poco menos que un circo romano sediento de sangre poco recomendable para públicos juveniles.

Con todo, el éxito de las MMA ha hecho que ya estén generando un star system que está haciéndose conocido fuera de los ámbitos aficionados a esta disciplina. Es el caso del luchador irlandés Connor McGregor, campeón de peso pluma y ligero, que ya aparece en revistas de cotilleo asistiendo a exclusivos eventos de celebrities y entrena con Cristiano Ronaldo.

Es uno de los deportistas con mayores ingresos a escala global. Hace unos días perdió una millonaria pelea de boxeo en Las Vegas contra Floyd Mayweather Jr. Ganó 30 millones de euros y luego dijo que aquello era un circo.

Entre los luchadores españoles destaca el sevillano Enrique Marín ‘Wasabi’, que ha logrado competir en eventos de la UFC. En su primer combate salió con los ojos húmedos de la emoción y, aunque perdió contra Sage Northcutt, lo hizo, como el mismo afirmó, con “cabeza, corazón y cojones”.

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.