LOS ESTEREOTIPOS MARCAN NUESTRO FUTURO DESDE NIÑOS

LOS ESTEREOTIPOS MARCAN NUESTRO FUTURO DESDE NIÑOS

¿Muñecas para ellas y pistolas para ellos? Así deberían ser y así siguen siendo los catálogos de juguetes

Recuerdo que la alegría llegaba a mi casa en otoño-invierno cuando al volver del colegio me esperaba el primer catálogo de juguetes. Además de poder deleitarme entre al menos 100 páginas con las últimas novedades, significaba que la Navidad andaba cerca.

Un ejemplo de cómo deberían ser es el catálogo inclusivo de Toyplanet
Un ejemplo de cómo deberían ser es el catálogo inclusivo de Toyplanet | Toyplanet

Como cada año, este proceso se ha vuelto a repetir en muchos hogares de nuestro país en las últimas semanas. Pero ahora existe Twitter y con él estallaba, como en otras pretemporadas navideñas, la polémica sobre el sexismo presente en alguno de estos catálogos. Incluso se ha organizado una campaña lanzando la petición de que se dejen de fotografiar exclusivamente a niñas junto a muñecos Nenuco. Como si los papás no cuidasen.

Los estereotipos de género se establecen desde la infancia hasta llegar al punto de que “durante la adolescencia, el mundo se expande para los niños y se contrae para las niñas”, aseguran los investigadores de un estudio que ha sido elaborado en 15 países por la Organización Mundial de la Salud y la Universidad estadounidense John Hopkins.

Para hacernos una idea solo hay que ver los recreos de institutos o colegios de primaria: la mayoría de niños estarán jugando al fútbol en una gran extensión del patio, mientras ellas andarán en pequeños rincones del mismo.

Catálogo de juguetes antiguo | Agencias

“Hemos hallado que los niños y niñas a muy corta edad - desde las sociedades más liberales hasta en las conservadoras- interiorizan muy pronto el mito de que las niñas son vulnerables y los chicos son fuertes e independientes”, asegura el director de la investigación, Robert Blum.

Los catálogos de juguetes forman parte de la educación que recibimos desde niños y niñas y va conformando las diferentes identidades de género. Además, determinan nuestras aspiraciones, y por supuesto, nuestro futuro en sociedad. Pero lo cierto es que estas publicaciones no siempre han tratado los juguetes de la misma forma. De hecho, parece que ahora están más diferenciados por género que hace 50 años.

Los datos los recoge un estudio realizado por la socióloga Elizabeth Sweet, y hacen un recorrido por las diferentes tendencias de las últimas décadas. Por ejemplo, no es lo mismo cómo se representaban los roles de género a través de los juguetes en 1920 que en 1970.

En concreto, encontró que de 1920 hasta los años 60 los juguetes de las niñas se enfocaban a la casa y los de los de niños a la economía industrial. No fue hasta la década de los 70 cuando se produjo un cambio significativo, gracias a los movimientos feministas de la época y a la disminución de la natalidad tras el Baby Boom. El resultado fue que en 1975, en el catálogo de Sears, solo el 2% de los juguetes estaban marcados como de niñas o niños.

Además, muchos de los anuncios desafiaban directamente los estereotipos de género, mostrando niños con juguetes domésticos y niñas jugando a la construcción. Pero todo esto fue algo efímero: desde 1980 la neutralidad con la que se vendían los juguetes fue disminuyendo hasta 1995, donde casi la mitad de las ofertas del catálogo de Sears estaban representados con algún género. Hasta hoy.

Catálogo de Sears de 1925 | Agencias

Por supuesto, de pequeños no éramos conscientes de cómo nos determinaría en el futuro nuestras elecciones en Navidad. Y es probable que nuestros padres tampoco pensasen mucho sobre ese asunto. Aun así, es algo que nos ha ido acompañando a lo largo de toda la vida.

Y claro, no ser consciente no es una excusa, porque los referentes son cruciales; nos permiten imaginar opciones de vida. ¿Con qué vida fantaseará una niña? Con las que se abren paso entre las páginas rosas de las revistas: cientos de juguetes en los que las niñas siempre aparecen como cuidadoras, vulnerables princesas o estupendas peluqueras o estilistas que aprenden desde temprano a cultivar su belleza.

Toda una identidad de género construida en contraposición a las azules. En ellas se encuentran los príncipes valientes y los superhéroes salvadores, constructores inteligentes y diversos artilugios móviles como coches para experimentar en el espacio opuesto al doméstico.

Catálogo de juguetes antiguo | Agencias

Y puede que alguna ocasión, si eras niña, tu fantasía se colara en páginas con coches. Yo lo hice, y conseguí coches teledirigidos, arcos y flechas, además de a mis muñecas. Si eras chico, puede que no existiera esa flexibilidad, bien porque la idea ni se te ocurría o porque simplemente alguien se encargaba de quitártela rápidamente de la cabeza.

Hoy es más fácil ver en catálogos niñas haciendo “cosas de niños” que al contrario. Y la mayoría siguen reforzando estereotipos tradicionales. Aunque cada vez sale más caro gracias a la presión social en redes: las páginas rosas y azules pueden producir una crisis de reputación si no tienen en cuenta estas demandas. Y no es para menos.

Este año tenemos un ejemplo de lo que todo catálogo debe ser. Toy Planet lanzaba su folleto donde se representan los géneros de maneras no normativas, algo de lo que se ocupa desde el año 2014. Se recoge a niños jugando con muñecas, carritos de bebé o creando bisutería y niñas con herramientas de bricolaje, bloques de construcción y coches. No son solo ejemplo aislados; se refleja en todas sus páginas.

Catálogo de Toyplanet | Toyplanet

Además va un paso más allá e incluye diversidad funcional, algo totalmente olvidado en los medios a no ser que se refieran a un problema concreto de estos sectores de la población. Y también son los padres, hombres, los que acompañan a sus hijas e hijos en los juegos, en lugar de la habitual madre cuidadora. Eso sí, sigue sin incluir, como la mayoría de catálogos, diversidad racial.

¿Se deberán estos pequeños cambios a la presión social como en épocas pasadas? ¿Estaremos repitiendo un ciclo?

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.