SON NECESARIAS CAMPAÑAS CONTRA LAS AGRESIONES SEXUALES

SON NECESARIAS CAMPAÑAS CONTRA LAS AGRESIONES SEXUALES

Las reglas del consentimiento sexual para no violar van más allá del NO es NO

Conocer qué es y qué supone el consentimiento sexual es posiblemente el primer paso para no violar. Es obvio que disponemos de mucha información sobre sexualidad y riesgos, pero esa información (por valiosa que sea) no educa de por sí sola. El consentimiento sexual va más allá del #NoEsNo. Las campañas para prevenir las agresiones sexuales son fundamentales para prevenir y sensibilizar, pero sin educación sexual, sin educación en igualdad, su impacto es insuficiente.

El consentimiento sexual va más allá del no es no
El consentimiento sexual va más allá del no es no | Getty Images

Cuando hablamos de consentimiento sexual nos referimos a una colaboración activa entre dos (o más) personas que desean tener una relación sexual. Para que sea efectivo debe contemplar lo siguiente:

1.- Libre (es decir, sin amenazas, coacciones y chantajes) e informado

Incluye una comprensión de los límites, qué quieres hacer y qué no, el uso de métodos anticonceptivos, el lugar... Las personas podemos ser lanzadas, introvertidas, directas o tímidas. Pero lo importante es que, independientemente de nuestra personalidad y carácter, tenemos que explicitar mutuamente si queremos tener sexo y cómo. No valen los juegos de “gato y ratón”.

Recuerda: la forma de vestir de las personas por sexy o provocativa que te parezca, no obliga a nadie a tener sexo y tampoco quiere decir que lo está pidiendo. Incluso si ha existido un tonteo no significa que vayáis a tener sexo. Y no, quítatelo de la cabeza, no existen “mujeres microondas”. Lo que existen son mujeres y hombres que seducen y no por ello desean acostarse contigo.

2.- Exento de daño físico y/o psicológico

El consentimiento sexual implica seguridad, conciencia, pactos, bienestar y placer de las personas que participan en la relación sexual.

3.- Consciente

Debe existir la posibilidad (y conciencia) de darlo. Son incapaces de entender y dar consentimiento los niños/as, las personas inconscientes, seniles, con discapacidad intelectual y, dependiendo de la cantidad y el efecto, quienes hayan consumido alcohol y drogas.

Toc, toc: algunas series de televisión frivolizan con la “burundanga”, pero la violencia sexual por sumisión química no es ningún chiste. No juegues con la integridad y salud de las personas.

4.- Reversible

Puede darse y retirarse. Esto significa que no tienes la obligación de continuar una relación, pareja o práctica sexual si no te gusta, si no quieres, si no te apetece, si no te encuentras bien. Da igual que lo hayas hecho en el pasado. El consentimiento sexual no es un contrato “para siempre” sino un “pacto puntual”.

5.- ¿Cómo asegurarte de que no violas a nadie?

Muy fácil, utiliza el método “Barrio Sésamo”. No equivale a decir ahora no, no me apetece, para o no sigas, a lo mejor después, vamos a dormir, me haces daño o me duele, que te pires, estoy borracho/a o drogado/a, estás muy pesado/a… o quedarse paralizado/a ¿por miedo? (esta reacción ya te muestra que no es correspondido).

Por tanto, lo que asegura que existe y se respeta el consentimiento sexual es: sí, quiero hacerlo, me apetece, tócame, no pares, quiero más, fóllame… o asentir con la cabeza mientras te muerdes incontrolablemente los labios.

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.