ACERTÓ CUANDO DIO A TRUMP COMO GANADOR DE LAS ELECCIONES DE EE UU

ACERTÓ CUANDO DIO A TRUMP COMO GANADOR DE LAS ELECCIONES DE EE UU

Michael Moore lanza su segunda profecía sobre Donald Trump: no terminará su mandato porque violará la ley

Cuatro meses antes de la noche electoral, Michael Moore predijo que Donald Trump ganaría las elecciones a la presidencia de EE UU, apoyándose en un buen puñado de razones bien argumentadas. Ahora, el cineasta vaticina que la presidencia de Trump será breve; y explica el motivo. Ésta es su segunda profecía.

Michael Moore antes de entrar en la Trump Tower
Michael Moore antes de entrar en la Trump Tower | EFE

Si alguien conoce bien los hilos de la América conservadora es Michael Moore, lleva dando caña al establishment casi treinta años con sus documentales sobre temas sociales y políticos. Tiene un Oscar en su mesita de noche gracias a Bowling for Columbine sobre la matanza del instituto de Michigan a manos dos alumnos desequilibrados, un documental que reabrió con valentía el debate sobre el acceso a las armas en EE.UU.

Moore supo hace tiempo que Donald Trump iba a ganar alegando estas cinco razones. Vamos a recordarlas antes de enunciar su segunda profecía.

1. La clase obrera sintoniza bien con el discurso de Trump, que es directo y menos engolado que el de los políticos convencionales. Trump aplaude la filosofía de “yo primero” como piedra angular de la competitividad americana: el fuerte sobrevive.

2. El americano blanco, cristiano y homófobo sigue siendo una parte importante del electorado. En palabras de Moore: “Después de ocho años con un presidente negro no va a aceptar otros ocho de una mujer. ¡Después serán ocho años de gays, luego transexuales, y después habrá animales dirigiendo el país” satirizó Moore.

3. Hilary Clinton había decepcionado a muchos con su gestión de Irak. Moore fue de aquellos que habría preferido a cualquier demócrata antes que a Clinton “Nuestro mayor problema no es Trump. Es Hillary. No es popular, casi un 70% del electorado piensa que no es de fiar y es deshonesta".

4. Bernie Sanders era el perfecto sucesor de Obama, pero perdió las primarias. Sanders encarnaba el espíritu progresista del partido demócrata e incluso iba más allá de las políticas de Obama, en algunos aspectos era un idelista muy ilusionante. Clinton era su lado un animal político en el peor sentido de la expresión.

5. Votar a Trump es una forma de avisar al establishment. Trump no esconde sus pretensiones de acceder al gobierno para ponerlo patas arriba, para despojarlo de poderes y encauzar el poderío de América a las bravas. Según Moore, ese mensaje cala muy bien en un tipo de electorado que nunca votaría porque directamente rechaza el sistema político norteamericano, y precisamente esta es una forma de darle la vuelta.

Tras la toma de posesión de Trump, un nutrido grupo de artistas de Holllywood se acercaron a las puertas del Hotel Trump de Nueva York, el que fuera el cuartel general del presidente electo hasta su juramento. Entre ellos estuvo Alec Baldwin, Robert de Niro, Mark Rufalo, Juliane Moore, Cher, Sally Field… Un reparto estelar para un mitin en el que también estuvo Michael Moore, quien definió a Trump como “un narcisista sociópata”.

"TRUMP VIOLARÁ LA LEY"

En clave política los primeros 100 días de una administración es el periodo de tiempo que se suele dar a un nuevo mandatario para dejar ver su estilo político. Por eso el colectivo de artistas llamó a la resistencia pidiendo 100 días de resistencia pacífica.

Si Moore supo acertar con el triunfo de Trump en las elecciones, ahora nos interesa qué pueda opinar sobre el futuro del gobierno. Moore se ha vuelto a pronunciar: “Esta administración no durará cuatro años”, porque “Trump violará la ley; y entonces caerá”.

En la filmografía de Moore se han revisado las aristas más comprometidas del american way of life: el capitalismo, las conspiraciones, la sanidad pública y el control de armas.

Sin embargo, ninguno de estos problemas estructurales americanos tenía nada que ver con la corrupción pura y dura. La corrupción tal y como la conocemos en Europa es un cáncer desconocido para EE UU, donde existen lobbies y contrapoderes, pero no vulneraciones flagrantes de la ley.

En el mensaje de Moore se insinuaba precisamente que clase de gestión, déspota y temeraria será la que le cueste el despacho oval. Estaremos atentos.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.