AMARNA MILLER TE CUENTA CÓMO SALIR SANA Y SALVA DEL RODAJE DE UNA PELI X

AMARNA MILLER TE CUENTA CÓMO SALIR SANA Y SALVA DEL RODAJE DE UNA PELI X

¿Cómo es un día en la vida de una actriz porno?

Si siempre has querido saber los secretos que se esconden entre las bambalinas de la pornografía y no tienes ni idea de cómo se organiza una producción de este tipo, sigue leyendo…

Amarna Miller explica cómo es un rodaje de película X
Amarna Miller explica cómo es un rodaje de película X | Amarna Miller

Aparte de vivir en mi furgoneta e intentar hacer del mundo un lugar un poquito más sostenible, tengo un trabajo bastante peculiar. A estas alturas, no es ningún secreto. Soy actriz porno.

Me gusta ser extremadamente clara respecto a mi profesión, sobre todo porque creo que es la única manera de que las trabajadoras sexuales podamos romper los estigmas y estereotipos que pesan sobre nuestro trabajo. Llevo años dando charlas y entrevistas que muestren al mundo la realidad de la pornografía, y sobre todo poniendo sobre la mesa que somos muchas ¡Muchísimas! las que nos dedicamos a esto por elección propia.

Sí, es cierto que la industria pornográfica puede llegar a ser un lugar sórdido y, desde luego, existen personas que intentan aprovecharse de los más desfavorecidos -como en cualquier otro trabajo, por otra parte-.

Sin embargo, también hay una fracción muy grande de personas dentro del negocio que están intentando hacer las cosas lo mejor que pueden, luchando cada día por crear contenido responsable grabado en unas condiciones laborales dignas.

Lamentablemente la gran mayoría de la población tiene unas ideas preconcebidas bastante nocivas al respecto del trabajo sexual, y no tienen ninguna intención de cambiarlas.

Se ha dado tanta cobertura mediática a las situaciones negativas que cualquier intento de hacer algo diferente ha quedado reducido a un espacio diminuto en la mente de los consumidores, arrollado por escenas de violación, falta de consentimiento y circunstancias deplorables.

Mi argumento personal es que las injusticias han de ser señaladas, amonestadas y eliminadas, sin que por ello tenga que sufrir toda la industria. Que no pagan justos por pecadores.

Con la idea de desmitificar qué ocurre de verdad en las grabaciones de contenido X, metí mi cámara bien empaquetada en la maleta de los rodajes y mandé un montón de mensajes a mis directores favoritos. Mi intención era filmar absolutamente todo lo que ocurre en un set pornográfico, desde que me levantaba por la mañana hasta que me iba a dormir.

Amarna Miller | Amarna Miller

Comencé a subir los videos a mi canal de YouTube bajo el nombre ‘A day in the life of a pornstar’ ('Un día en la vida de una actriz porno') y los comentarios de sorpresa y asombro no tardaron en llegar. Vaya, ¿Os levantáis a las ocho de la mañana?. Vaya, ¿Os pasáis un par de horas en maquillaje?. Vaya, que hasta hacéis amistades. Esto parece un rodaje normal y corriente, con la diferencia de que parte del contenido es sexual.

Aunque lógicamente dependiendo del tipo de grabación los horarios y los matices varían, hay ciertas cosas que normalmente se repiten dentro de las grabaciones de contenido X. Un día normal grabando pornografía se podría dividir en las siguientes etapas:

1. Despertarse pronto. ¡Oh, sorpresa! Los rodajes empiezan a las 8 o 9 de la mañana.

2. Pasar por maquillaje y peluquería, donde estarás una o dos horas. A no ser que seas hombre, en cuyo caso podrás dormir un poco más y presentarte al rodaje recién levantado. Gracias, patriarcado. Tras pintarnos como puertas, elegimos la ropa que se usará durante la grabación. Teniendo en cuanta los presupuestos ridículos que tienen la mayoría de compañías, normalmente eres tu misma la que lleva la ropa y complementos que se usarán durante la escena.

3. Firmar contratos y hacer fotocopias de los documentos de identidad. Necesitas dos identificaciones, y al menos una de ellas tiene que incluir una foto. Así comprueban que eres mayor de edad y puedes trabajar legalmente. También entregas tus pruebas de ETS para demostrar que estás sana como un roble, y chequeas las de tu compañero o compañera de rodaje.

4. Sesión de fotos. Dependiendo de la compañía y el tipo de trabajo esto incluye hacer la portada del DVD, o simplemente tomar fotos de la escena sexual. Sí, las fotos son posadas. Te colocas en una postura, se hace la foto y cambias de posición…No es demasiado sexy. Normalmente, el semen se finge con diferentes productos para no agotar al actor (mi favorito es la crema limpiadora “Cethapil”.) y que tenga energía suficiente para la escena sexual.

5. Se rueda la comedia. Esa pequeña “intro” que acompaña a los videos porno y que sinceramente, todos nos saltamos. Puede ser conceptos abstractos: chica bailando en bikini delante de una piscina, que no llevan casi tiempo de realización. O más elaborados: argumentos como dios manda, desde el pizzero llamando a la puerta hasta el hombre que busca a una mistress que le haga entrar en vereda y, por tanto, mucho más lentos de grabar.

6. ¡El sexo! Al final del día, y para culminar, ruedas la escena sexual. Normalmente dura de 20 a 40 minutos, con cinco cambios de posturas diferentes y muy poco lugar para la improvisación.

7. Ducha, desmaquillarte, cobrar por tu día de trabajo: y ¡voilá! otro día más ha pasado en la industria del cine para adultos.

Y si después de esta descripción detallada aún tenéis alguna duda, por aquí os dejo también los documentos gráficos que lo demuestran. ¡Nos vemos en la próxima!

 

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.