EL DOCUSHOW AHONDA EN LA LEYENDA DE SLENDERMAN Y LOS CREEPYPASTA

EL DOCUSHOW AHONDA EN LA LEYENDA DE SLENDERMAN Y LOS CREEPYPASTA

Pregúntate por qué dos niñas asestan 19 puñaladas a su mejor amiga (de esto va Beware the Slenderman)

El docushow de Taylor Brodsky rememora el intento de asesinato de dos niñas que dijeron sentirse obligadas a asestar 19 puñaladas a su mejor amiga. Fueron inducidas por un extraño ser llamado Slenderman, producto de una leyenda urbana e internet: el Hombre del saco en la era del meme.

Los creepypasta, o la leyenda de Slenderman
Los creepypasta, o la leyenda de Slenderman | Beware The Slenderman

En la mañana del sábado 31 de mayo de 2014, Morgan Geyser y Anissa Weier, dos niñas de 12 años de la ciudad de Waukesha, en Milwaukee, condujeron a otra amiga, Payton Leutner, a un parque de la ciudad e intentaron asesinarla apuñalándola hasta en 19 ocasiones.

La dejaron desangrándose y corrieron lejos de allí, aunque la pequeña fue encontrada más tarde y por fin atendida. Así empezó uno de los casos criminales más trágicos que han removido la conciencia de Estados Unidos en los últimos años; Payton se recuperó físicamente, no emocionalmente, y Morgan y Anissa están encarceladas desde entonces en diferentes centros, donde esperan el juicio que en 2017 decidirá sobre su futuro. Serán procesadas como adultas, y no como niñas.

Pero, ¿qué puede conducir a dos adolescentes a convertirse en asesinas? "Slenderman, si estás escuchando, por favor, ayúdanos". Según las grabaciones derivadas de los interrogatorios, esas fueron las palabras que gritó Morgan cuando ella y Anissa, ya solas, empezaron a darse cuenta de la gravedad del crimen.

Esa es la teoría que mantuvieron desde el primero momento: si no mataban a Payton, Slenderman perseguiría y mataría a sus familias. Hablaban de una leyenda urbana que habían descubierto en internet, en el boom de los creepypasta, algo así como los cuentos de terror en la era del meme. Eric Knudsen creó esta reinvención del Hombre del Saco en 2009, en un concurso digital, años antes de que el fenómeno viral llegara a Geyser y Weier.

El Hombre del Saco, en la era del meme

¿Os suena la historia? Esa es la premisa de Beware the Slenderman, la película documental que HBO estrenó, también en España, hace unos días, que se suma a la tendencia iniciada por títulos como The Jinx, Making a Murderer o Amanda Knox. Irene Taylor Brodsky, nominada en 2009 al Oscar por el corto documental The Final Inch, quedó tan impactada por el caso que ha seguido la pista de los padres de Morgan y Anissa desde entonces.

El resultado de esta investigación es realmente interesante; no solo logra estilizar un género tan sufrido hasta convertirlo casi en un ejemplar de terror, sino que además sortea los elementos más sensacionalistas para funcionar a muchos niveles: nuestra relación con internet, la enfermedad mental, el duelo y el estigma…

"No queríamos ir, no queríamos matarles, pero su persistente silencio y sus brazos alargados nos horrorizaban y consolaban a partes iguales…". Es el verso que acompañaba la aparición de Slender Man por primera vez, según la creación de Eric Knudsen.

Pero, ¿qué es exactamente? Es la actualización de una terrorífica figura del folclore que en España podríamos asociar con el Hombre del Saco, reimaginado aquí como un ser de forma humana, muy alto, de largos brazos, de piel blanca y sin rostro, vestido de traje y corbata. Se le teme por perseguir a los niños, pero hay quien afirma que también tiene toques del Flautista de Hamelín: puede crear una extraña fascinación en aquellos que se sienten solos, que buscan con quien empatizar y algo que creer.

La influencia actual de los 'creepypasta'

¿Es lo que ocurrió con Morgan Geyser y Anissa Weier? El abordaje de Irene Taylor Brodsky así lo mantiene. La directora hace del documental su propio creepypasta, sobre todo en una muy inquietante primera hora, con un prólogo a lo 'El proyecto de la bruja de Blair' y perturbadoras recreaciones del personaje.

Es curioso que el mismo formato viral también haya inspirado otra producción reciente para televisión, la serie Channel Zero: Candle Cove, basada en una historia que vio la luz en internet. Parece que en este momento fructífero para el horror en la pequeña pantalla, con ficciones populares como American Horror Story, los creadores andan a la busca de nuevas fuentes, y no es raro que lo hagan entre estos relatos que corren como la pólvora.

Pero más allá del factor de género, Beware the Slenderman también tiene un componente humano necesario, y muy marcado. Además de profundizar en las raíces culturales de estas leyendas, la película plantea un encuentro de reflexiones que deberíamos asimilar también nosotros: la relación entre internet y el ocio juvenil, el papel de los padres en los estímulos que reciben sus hijos (los testimonios de los familiares de Morgan y Anissa son descorazonadores: ¿hasta qué punto pudieron hacer ellos?, ¿cómo afrontan su porvenir sin ellas?), la enfermedad mental y el bullying…

Propone incluso un dilema legal. ¿Podrán esas niñas tener un futuro si son juzgadas como adultas? Beware the Slenderman no da puntada sin hilo. Es imprescindible.

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.