Y LOS VERSOS SUPERARON EN ÉXITO AL BEST-SELLER

Y LOS VERSOS SUPERARON EN ÉXITO AL BEST-SELLER

Así triunfa la poesía en los tiempos de YouTube

Por empezar con una figura literaria, os traigo un oxímoron: poesía e industria. Y otro más: poesía y bestseller. Desde la época de los cantautores, y aquí saltamos de los libros a las canciones, la lírica ha venido siendo en España la hermana pobre de la literatura, el género más alejado de los lectores.

Loreto Sesma
Loreto Sesma | Facebook Espasa

Sin embargo, desde hace unos años, en el mundo de los versos se ha producido un fenómeno que comparte características con el de los 'youtubers', con la aparición de una serie de estrellas de la creación literaria que sortearon el camino clásico para darse a conocer por otras vías. Poetas que esquivaron el premio literario, el envío de manuscritos a grandes grupos y el mundo académico para publicar en la red.

Empezaron a través de blogs y de tuits y hoy acumulan miles de seguidores. Tiempo después de su éxito, las editoriales han empezado a brindarles espacio a estas nuevas voces que han logrado lo imposible: popularizar lo literario. Les llaman la generación encantada, porque es la primera que de verdad ha culminado el encuentro con un público masivo.

La generación encantada

Es el caso de Carlos Salem (Buenos Aires, 1959), con su reciente poemario 'Con un pájaro de menos' (2016); pero un autor que lleva años publicando en sellos independientes. En su haber, cifras más que envidiables, casi insólitas.

Carlos Salem | Facebook / Espasa

Títulos suyos como '#Follamantes' han superado las nueve ediciones y lleva vendidos más de 20.000 ejemplares. Salem no es este poeta que recita en un garito y lo llena, es el que abarrota una sala de teatro. Nunca se presentó a un premio ni escribió pensando en un público: “Fue más bien la coincidencia de ellos conmigo”.

Las redes, ventiladores de versos

“No es que haya surgido una nueva generación de poetas, sino una nueva oleada de lectores. El fenómeno se enmarca en la fuerza y las posibilidades de las redes sociales, pues actúan como ventilador de los nuevos autores. Pero quiero llamar la atención sobre esa nueva masa lectora, originalmente levantada por mujeres, que ha salido a buscar la poesía y la ha encontrado. En ese proceso, dieron con autores que llevábamos un tiempo publicando y otros que habían empezado a hacerlo a través de internet. Y en el camino, aunque no me guste la palabra, se ha creado un mercado”, explica.

Además de los factores enumerados, el poeta destaca la necesidad del público de ver reflejadas en las letras de otros las experiencias que pueden sucedernos a todos, “toda una serie de preguntas a las que no estaba respondiendo la canción, gente que se ha puesto a compartir lo que ha querido y ha logrado conectar con muchos otros”.

El verso como viral

Hay más. El verso, por su brevedad, es compartible, viralizable, y poder lanzar a los demás la elaboración literaria de un pensamiento o un sentimiento es una forma de sentirnos menos solos. “Durante años se nos ha dicho que la gente no lee en largo, que los jóvenes buscan el texto breve, pero lo que no se esperaba es que se fueran a buscar esa brevedad en la poesía. Hay una generación migrado a este tipo de lectura”, dice Salem.

María Leach (Barcelona, 1979), es otra de las nuevas autoras. Después de 'No te acabes nunca', ya prepara su segundo poemario, en el que tratará de contar una historia (“así son los libros de poemas que me gustan”) y que urdirá con la intención acompañar al lector “aun cuando haya terminado su tiempo de lectura”.

Antes de su fichaje por su actual editorial, el mundo profesional de la literatura se le antojaba un destino inalcanzable. Cuando dejó de anhelarlo, llegó a él: “Solo entonces pude escribir con la constancia requerida”.

María Leach | Facebook

Fruto de ese tesón y de tres años de trabajo es su primer libro'. “Escribí y escribí, publicaba todo en mi blog y, cuando me di cuenta, había alcanzado mi sueño. Belén Bermejo, editora de 'Espasa es Poesía', se fijó en mis versos y ahí empezó mi carrera”.

La autora señala que la colección de Espasa está marcada por la valentía. “Su acierto queda demostrado con las cifras de ventas. La editorial es en gran parte responsable de este resurgir del verso”.

Leach está de acuerdo con Salem en que hasta hace una década la poesía no existía para el gran público. “Se la asociaba a algo sesudo, reservado a una élite. Con la aparición de blogs y redes, ha habido un boom y una expansión en todo tipo de artes, pues también se han beneficiado otros campos, como el de la ilustración”, comenta.

La poesía casa con la época de internet

En la posibilidad de contarlo y difundirlo, de mandar el mensaje en la botella, se enmarca el estallido. “La poesía se ha beneficiado del cambio. Llegó un momento en el que vimos que podíamos compartir nuestro trabajo sin el respaldo a priori de un grupo editorial y sin el apoyo de los medios de comunicación tradicionales. Además, el género casa con la época en la que vivimos, pues ofrece una experiencia inmediata y capaz de generar fuertes emociones en el consumidor”.

Victoria Ash | Twitter

Sorprende la palabra empleada por Leach: consumidor. La clave de esta nueva ola de poesía es que sus autores consideran que su trabajo es también un producto, que piensan en vivir de ello en un país en el que muy pocos pueden ganarse la vida con la literatura.

Así lo ve también Victoria Ash. Tras el éxito de su poemario 'Besos de nadie', con el que sigue girando por España, se encuentra inmersa en varios proyectos. Es miembro de 'Poesía es nombre de mujer', un colectivo de cinco voces femeninas que aúna versos y música.

La poeta poeta arroja un ingrediente al caldero en el que se ha cocinado el resurgir del verso, la necesidad de unión entre las personas en el mundo en que vivimos. “No sólo actúan las redes sino el hecho de sentirnos, hoy más que nunca, parte de algo”.

Del blog al poemario y a los recitales

Para Ash el éxito fue inesperado. Un desengaño amoroso le lanzó a escribir un blog. Seis meses después, tenía su primer poemario entre las manos. “Al final escribimos lo que sentimos y luego es el lector el que ha de conectar contigo, no es tanto que los autores estemos remando más fuerte. Con todo, los recitales están ganando fuerza. En ellos, el poeta se desnuda, muestra lo que tiene tras la piel. Es ahí donde se sigue logrando la conexión”.

“Algo está cambiando”, vaticina Ash, preguntada por el hecho de que un gran sello apueste por poetas desconocidos. La mecha, estima, se prendió en los bares y en la red, siguió su camino en la apuesta de las pequeñas editoriales y ha estallado al llegar a la gran distribución, con su consecuente visibilidad.

Xenon, en un recital | Facebook

Músico y poeta, Xenon tiene casi 40.000 seguidores en Twitter y posts con más de 600 retuits. En su caso, acceder al mundo editorial fue sencillo, casi llegar y besar el santo. “Mi editorial me ha apoyado desde el principio y ya estoy preparando un nuevo libro con ellos que publicaré tras mi gira por España y Latinoamérica”.

Así las cosas, no puede sino celebrar el advenimiento de una corriente poética que define como “joven, activa y de escritura cruda, directa”. Un bastión de ultimísimos que se ha consolidado publicando micropoemas en la red y que ha logrado que muchas personas se identifiquen con sus textos.

Para él, el escaso tiempo del que disponemos también ha potenciado el éxito. “La poesía se ha apoderado de nosotros hasta el punto de que la buscamos hasta para poner un pie de foto”.

Publicar sin ser nadie en internet

Elisa Levi (Madrid, 1994) apunta una característica común entre los escritores más jóvenes de la nueva lírica española, el hecho de que sean una generación de nativos digitales, esto a pesar de que su caso es distinto al de otros compañeros: cuando su primer libro vio la luz, no tenía Facebook ni Twitter y apenas llegaba a 120 seguidores en Instagram.

Con un poemario en el mercado, la poeta prepara ahora su primera novela y estrenará en junio una obra de teatro escrita y dirigida por ella. “Sigo sin ser nadie en la red”, bromea antes de señalar que, en cambio, internet está influyendo en el lenguaje.

Elisa Levi | Facebook

“La realidad social que vivimos marca en nuestra forma de expresarnos. Hemos crecido en y con internet, vamos a la par y esto influye en una nueva forma de expresión más directa”, afirma.

Para la Levi, todo salió rodado a pesar de su ausencia en el mundo digital. Reunió sus poemas, les dio forma, contactó con Belén Bermejo y la editora le llamó al día siguiente para decirle que querían publicarla. “Hoy el autor debe remar para encontrarse con su público, pero también es importante que el lector haga el esfuerzo de hallar al que escribe”.

YouTube, Instagram, Twitter

Maestro de profesión y poeta de enorme y reciente éxito, el vallisoletano Redry (David Galán) discrepa a la hora de señalar elementos comunes. “Claramente, la forma de difusión nos influye pero cada uno tiene un estilo y se centra en sus temas. Hay quien se ha dado a conocer en Youtube con la música, en Twitter con aforismos o con fotos en Instagram”. Más de 25.000 personas siguen sus andanzas y composiciones en la red social del pájaro azul.

Redry, David Galán | Foto de perfil Twitter

“Nuestro público tenía ganas de ver el material en un formato tangible. Y, a la vez, nos han dado una oportunidad insólita a gente muy joven con ganas de hacer cosas bonitas”. Su obra 'Abrázame los monstruos' lleva apenas un mes en el mercado y aún no da crédito a todo lo que le ha venido sucediendo. “Creo que irá bien y tengo muchas ideas en la cabeza para un segundo libro”.

El autor expone que, a pesar de la rapidez con la que él y otros compañeros han triunfado y logrado figurar en un gran grupo editorial, también hay detrás un reto de constancia. “Abrí un blog, varios perfiles en diversas redes sociales… para que se viera lo que hacía. Pensé en autoeditarme, pero la jugada salió bastante mejor: varias editoriales me contactaron y tuve que elegir una de las ofertas. Me decanté por la mejor y creo que no me he equivocado”.

Poesía a la luz de las pantallas

Entre las nuevas voces se ha impuesto con fuerza la de Loreto Sesma (Zaragoza, 1996), autora de tres poemarios, entre ellos 'Amor revólver'. A su juicio la poesía estaba escondida en un lugar recóndito, como los buenos tesoros, y ha emergido gracias a la aparición de nuevos canales, “a la luz de las pantallas”. Su meta era publicar y después de años cincelando sus versos logró que fueran las editoriales las que se pusieran en contacto con ella.

Loreto Sesma, foto de perfil Twitter | Twitter

Feliz de que la industria y los lectores coincidieran en valorar su producción, lamenta, como todos sus compañeros, los prejuicios de los medios culturales hacia los que debutan con éxito. “Soy una lectora asidua de los suplementos culturales. Estudio Periodismo y me encantaría dedicarme a la cobertura cultural. Sin embargo, en muchos aspectos seguimos con la visión anticuada de que todo lo que provenga de las plataformas digitales tiene menos valor”

De nuevo Salem pone sobre la mesa un último asunto: el de que no todo es válido en estos días felices para la creación poética. “Cuando baje la espuma, veremos en qué queda la ola. Y no pueden meternos a todos en el mismo saco. Hay cosas buenas y otras que no lo son tanto".

"En cualquier caso, es positivo que haya finalizado el tiempo de esa atalaya destinada a unos pocos poetas. Los hay buenos que no venden y malos que tampoco. Y luego hay buenos y malos que triunfan. Pero el camino ha cambiado y espero que abra los ojos a una industria que hasta ahora ha sido timorata y perezosa. Veremos cuan seria es su apuesta por la poesía y si la nueva creación poética consigue conjugar buen hacer con lectores. De igual manera, la prensa cultural debe perder los aires de nobleza y embarrarse un poco más con lo nuevo”, finaliza.

***

En Tribus Ocultas, seguiremos hablando de estos poetas, porque desde AtresMedia queremos brindarles un nuevo espacio donde mantenerse en contacto con su público.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.