PARA COMPETIR CON LA FERIA DEL LIBRO DE MADRID Y LIBER

PARA COMPETIR CON LA FERIA DEL LIBRO DE MADRID Y LIBER

La Universidad Complutense quiere montar su propia macroferia del libro en otoño

La Universidad Complutense, pese a sus problemas económicos, quiere crear su propia Feria del Libro en el corazón de la Ciudad Universitaria, un macroevento muy similar a la Feria de Guadalajara (México). Tribus Ocultas ha accedido al documento de este proyecto, que tiene desconcertado al sector editorial.

El campus de Moncloa cumple 90 años en 2017
El campus de Moncloa cumple 90 años en 2017 | UCM

Así sería la Feria del Libro de la Complutense. O, por lo menos, así está proyectado. Las casetas de los libreros tomarían en pleno septiembre el campus de Moncloa, desde la glorieta del Cardenal Cisneros hacia los contornos de la facultad de Medicina (ver mapa adjunto).

Las residencias universitarias podrían usarse como hotel para escritores, empresarios o docentes extranjeros invitados a las conferencias paralelas a la venta de libros. Incluso el Museo del Traje podría ejercer de palacio de congresos para que los editores y agentes literarios cierren sus tratos.

Alrededor de las casetas de los libreros, el documento al que ha accedido Tribus Ocultas, desvela conferencias, ponencias, mesas redondas, además de conciertos en el jardín Botánico u otras actividades culturales (todo aún por determinar). No existe aún país invitado, ni comité de honor, ni escritores estrellas, en un documento base que muestra más blancos que negros.

La intención de la Complutense es trazar un modelo muy similar a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México), la principal feria del ramo iberoamericana, que exportó su filosofía sin éxito a Los Ángeles (EE UU).

Sin embargo, los complutenses ni cuentan con un presupuesto similar ni con el apoyo privado, y menos público, suficiente para emular el evento mexicano.

Pese a todo, la FILCOM, como así se denomina ya, lanzará su web de inscripción a finales de enero, y pretende celebrar el evento del 22 de septiembre al 1 de octubre de este año (finaliza tres días antes que LIBER 2017).

“FILCOM se orientará en cuatro grandes áreas: libro científico y tecnológico, infantil y juvenil, libro artístico y 'fenómeno digital'”, reza el documento al que hemos tenido acceso.

El presupuesto estimado para organizar un macroevento así es de apenas 300.000 euros, menos de la tercera parte, por ejemplo, que tiene la Feria del Libro de Madrid de El Retiro, pero queriendo ser esa feria, la profesional que los editores (LIBER) celebran en IFEMA y contar con un programa cultural con conciertos (Noches del Botánico), conferencias y ponentes de primer nivel.

Ni la Comunidad de Madrid, de Cristina Cifuentes, ni el Ayuntamiento de Madrid, de Manuela Carmena, le han dado aún apoyo de algún tipo a la Complutense, ni institucional ni financiero. Tampoco el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, con el que aún nisiquiera se han reunido para enseñarles el documento base.

Los editores han recibido dicho documento de la FILCOM, de apenas ocho páginas, entre el extrañamiento y el desinterés.

Los libreros, clave en este evento, desconocen, la gran mayoría, los detalles concretos del mismo. De hecho, los organizadores de esta feria complutense, en lugar de reunirse con su patronal nacional, CEGAL, o con la federación madrileña solo han mantenido contactos con los representantes del ramo que conforman la Feria del Libro de Madrid, curiosamente su propia competencia.

ASÍ SE FINANCIARÁ LA FILCOM

Tribus Ocultas contactó con Rafael Hernández Tristán, director de la FILCOM, y miembro del departamento de Fisiología Animal de la Facultad de Biológicas, y éste confirmó todos estos detalles. Cuando le preguntamos cómo se financiará un evento de este nivel, la respuesta fue vaga.

“La FILCOM la financiará la Complutense, esperamos fondos del Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid o del Ministerio de Cultura, y buscaremos bancos o marcas que la patrocinen, empresas de hostelería que entren en un concurso de cafeterías o bares, además de las inscripciones que pagarán los editores y libreros”, explica en una conversación telefónica.

A ocho meses del evento y a dos semanas del lanzamiento de la web, no existen dichos acuerdos institucionales, ni de patrocinio ni de participantes.

“Madrid no tiene una Feria integral. Solo una de venta de libros y otra de editores. Ni una ni otra crean sinergias y existe poca actividad cultural en ellas. Vamos a poner la FILCOM en marcha este año y aprender de la experiencia”, apostilla Hernández Tristán.

El director de la FILCOM insiste, además, que espera reunirse pronto con el nuevo secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, para hacerle conocer el proyecto.

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.