UN GÉNERO RESUCITADO

UN GÉNERO RESUCITADO

Así descubrí lo que es el 'American Primitive'

¿Qué cosas? Escuchar un tema, tirar de él y descubrir un género. Algo que siempre estuvo ahí, pero que "no existía". Para ti. Eso es lo que me pasó con el 'American Primitive'

American primitive hace referencia a los sonidos primarios, más básicos.
American primitive hace referencia a los sonidos primarios, más básicos. | D.R.

Han pasado cuatro años, y hoy recuerdo la entrevista que le hice a Chaman & The Black Jackets como si fuera ayer. El motivo, una de las frases que soltó el batería: "A lo único que aspiro es a tener un porche en el que tocar la guitarra y tomarme una birra".

OK. Después de hablar largo y tendido con él, caí en la cuenta de que el porche no tenía que ser canadiense, ni estar cerca de un lago donde tuviese una hidroavioneta en propiedad. Vadim, sí recuerdo el nombre, –lo comparte con un actor porno y un astronauta– lo único que quería era eso, tocar la guitarra tranquilamente él solo y que le dejasen en paz.

La entrevista se acabó, y yo me fui a casa pensado en lo que me dijo. Pensando en qué hacer con una curda de campeonato en un porche, si no te puedes zambullir en algún lugar ni pilotar algo con alas.

Con el paso de los años se me habían olvidado mis habilidades aéreo-acuáticas hasta hoy, hasta que he escuchado el último disco de Isasa, 'Los Días' e inmediatamente el primero, 'Las cosas'. Entonces, cuando la música ha dejado de sonar, la reminiscencia ha desplegado sus poderes trayendo a mi mente el porche y de su mano un género musical: 'american primitive'.

 

Tras acabar los dos discos una sensación de paz y sencillez me invade. Dura cinco minutos. Pero, ¿qué?, ¿no hay más gente haciendo esto? ¿Cómo ha influido la tradición americana en España? ¿Llegará el Misisipi a Badajoz?

El saco de nervios que compone mi cuerpo se agita y me pongo a hacer llamadas –la Wikipedia flojea– y la ansiedad aumenta.

Logro dar con Conrado, responsable de los dos discos de Isasa y miembro de la antigua banda A Room With A View.

Necesito que me dé más detalles sobre el significado de 'american primitive'. "El término lo acuñó John Fahey, él fue el padre de todo esto. Glenn Jones, que es quien me hace la nota de prensa del disco, fue amigo suyo durante muchos años, fue como su 'discípulo'.

La figura de John Fahey puede ser equivalente a la de un Paco de Lucía. Figuras, gracias a las cuales, ahora, tienen lugar los conciertos de guitarra… son los que consiguieron que la guitarra dejase de ser un acompañamiento de los cantantes.

Esto es lo que hizo John Fahey en el blues y en el country. Él era un estudioso del blues y del country, cogió esa manera de tocar, la melodía, las canciones y las adaptó solo para la guitarra logrando que fuera el instrumento principal. Fue el primero en dar conciertos en solitario de este estilo. Y bueno, le llaman 'american primitive' por la idea del primitivismo en el arte, el volver a las raíces, a lo básico".

La idea del espíritu de John Fahey extendiéndose por Europa me atrae irremediablemente. La idea de la sencillez contagiando las dinámicas de aceleración y embuste hoy reinantes me excita. Pero sobre todo, la idea de que Conrado tenga las pelotas para sacar un disco que contribuye a las dos ideas anteriores, me fascina, me encanta.

Así que le pregunto si es que ha ocurrido algo últimamente para que esto suceda.

"Lo que pasa es que en los últimos diez años ha habido un revival en los Estados Unidos. Porque tuvo su repunte en los 60, en los 70, pero ya después, en los 90 quedó un poco tirado. John Fahey entró en decadencia, en depresión y ya no volvió a subirse a un escenario hasta mediados, finales de los 90s. Más tarde, se murió, y todo esto quedó un poco enterrado. Hubo una generación en los 2000, que aquí es donde aparece Jack Rose, además de gente que venía de la música alternativa, del hardcore y el punk que recuperaron este estilo de música. En este sentido hubo un repunte que parecía que iba a durar poco, pero no. De hecho, cada vez hay más artistas, el estilo está evolucionando mucho. Bueno, y en España, es desde hace cuatro años que está pegando más".

Lo sabía, el Misisipi no llegará a Badajoz, pero el Potomac a Gijón, sí.

"En Asturias está Borealis, un chico que a mí me gusta mucho y lleva muchos más años que yo… ya le escuchaba cuando empezaba a hacer cosas. En Madrid hay un chico que se llama Carnisaur que tiene un estilo más parecido a John Fahey, también está Xisco Rojo, y en la eléctrica está Negro, que también lo lleva la Castanya!".

Sonrío ampliamente al otro lado del teléfono, Conrado no se entera, y pienso: "Si hay gente para todo, también la habrá para hacer cosas buenas".

Entonces me cuenta que la aventura con A Room With A View se acabó hace muchos años, que incluso se le quitaron las ganas de tocar la guitarra, hasta que a través del guitarrista de Karate "empecé a conocer a otros guitarristas, otros bluesman, y poco a poco me volvió a apetecer a tocar la guitarra. Tampoco es que yo haya dado un salto, es que poco a poco se han desarrollado así las cosas".

Cuelgo el teléfono, y vuelvo a imaginarme el porche. Ya no hay hidroavionetas ni lagos.

Después de la conversación hay una legión de americanos que se dedicaban al hardcore, al noise y un largo etc., entre los que se encuentran Conrado y Vadim, simplemente estando ahí, tranquilos, tocando la guitarra. Resucitando un género.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.