IN-EDIT BUSCA FINANCIACIÓN PARA UN DOCUMENTAL

IN-EDIT BUSCA FINANCIACIÓN PARA UN DOCUMENTAL

Dinero, fama y explotación infantil: así fue el éxito de Parchís, visto 40 años después

El festival de cine documental In-Edit ha lanzado una campaña de crowdfunding para financiar 'Parchís: el documental', con el que se pretende celebrar el 40 Aniversario de la creación del mítico grupo infantil. Sus discos generaron millones y millones de los que, según cuenta Frank Teres, La Ficha Azul, tan sólo obtuvieron el 2%. Dinero, fama y explotación infantil. Las luces y sombras de un grupo que fue la droga sonora de millones de niños y niñas en la década de los 80.

Grupo Parchís
Grupo Parchís | Agencia

El Festival internacional de Documental Musical de Barcelona 'In-Edit' ha lanzado, a través de la plataforma Verkami, un crowdfunding para conseguir materializar 'Parchís-El Documental,' que supondría la primera producción de 'In-Edit-Films.'

Este proyecto nace gracias al periodista, promotor musical y colaborador de In-Edit, Richard Royuela. Lo que buscan sus responsables con esta producción es contar la historia del grupo, una historia fascinante narrada a través de las anécdotas, recuerdos y reflexiones de sus propios protagonistas.

Las estratosféricas dimensiones de su fama o las surrealistas cantidades de dinero que generaron siempre han sido dos de los aspectos más impresionantes del 'Boom Parchís.' Más de 14 millones de discos vendidos, siete películas, merchandising de todo tipo, llegaron incluso a protagonizar sus propios cómics.

'Parchís' nació como una idea en un despacho, esa es la realidad. En concreto, en los despachos de la Compañía discográfica 'Discos Belter' de Barcelona, quienes años después intentaron repetir la hazaña con 'Regaliz.'

Todo empezó con la convocatoria de un casting para formar una banda infantil, algo inédito en la España de 1979, en la que la única, y a priori invencible banda infantil de éxito, era 'Enrique y Ana.' Pero cuando Tino, Yolanda, Gema, David y Óscar, quien más tarde fue sustituido por Frank, hicieron su primera aparición televisiva en el programa 'Aplauso,' no hubo vuelta atrás.

Parchís se convirtió en la droga sonora de todos los niños de España y Latinoamérica. En todas las casas, colegios y guarderías había un disco o un cassette del grupo. Todo el mundo, voluntaria o involuntariamente, se sabía sus canciones de memoria.

Ponías la TV y los escuchabas en la intro de series como 'Érase una vez el espacio' o 'Comando G.' Cambiabas de canal, y ahí estaban, disparando las audiencias de 'La cometa blanca,' 'Sabadabada' y de todos los programas a los que eran invitados. Estaban en todas partes, y como suele suceder en estos casos, nadie sabía con exactitud cuáles eran las claves de su éxito.

De una manera u otra, Parchís eran, pero en el buen sentido, como 'La Macarena' o Despacito, algo de lo que es imposible escapar.

 

Pero la 'Parchismanía' tenía las horas contadas. Aparte de los típicos y previsibles roces, envidias y rivalidades entres sus componentes, varias amenazas atentaban contra la perdurabilidad del grupo. Antes mencionaba que Frank sustituyó a Óscar, el benjamín de la banda, quien abandonó Parchís gracias a que su madre, presente en más de una de sus interminables giras, no toleraba un ritmo de trabajo y unas condiciones laborales que rozaban la explotación infantil.

El otro motivo fue la negativa de Discos Belter cuando la madre les propuso cobrar ella directamente todo lo que su hijo generaba por derechos de imagen, discos, conciertos, etc. Por otro lado, Tino, la ficha roja, el cantante principal e ídolo de pre y adolescentes, abandonó el grupo en 1983.

Años después dijo: "En la última etapa de Parchís me fijaba en los escotes de las niñas o en sus madres." A tino lo sustituyó Chus, quien años después, junto a su hermano, formó el grupo 'Platon.' Tino por su parte inició una prometedora carrera en solitario que acabó siendo un bluff. Alejado ya e los escenarios, y como muchos saben, a finales de los 90, Tino perdió un brazo en un accidente de tráfico.

Parchís tenía una más que suculenta oferta de 'Warner' para trabajar en Estados Unidos justo antes de que Tino decidiera abandonar Parchís. Si esto fuera ficción podríamos estar hablando de magia negra, maldiciones y vudú. En 1985 la discográfica catalana 'Divucsa Music' adquirió los derechos del catálogo de Belter y Belter desapareció misteriosamente y, con ellos, Parchís.

El ex-miembro Frank Díaz está luchando para que este documental sea una realidad. No pretende que sea un documental sombrío, pero tampoco puede dejar pasar la oportunidad para denunciar una serie de abusos e injusticias: “Nos robaron prácticamente todo el dinero, ganamos un 2% de lo que se generó, alrededor de 800 millones de pesetas. Discos Belter no pagó los royalties de seis años. El productor, que fue nuestro representante legal y tutor en América, se quedó con 600 millones de pesetas...” Y esto es sólo el prólogo.

Se paseaban en coches blindados con escolta, volaban en jets privados y llenaban estadios de más de 100.000 personas. Y de la noche a la mañana, todo desapareció, nadie se acordaba ya de Parchís, qué cruel y caprichoso es el destino. Menos mal que, gracias o por culpa de su 'Cumpleaños Feliz,' siempre tendremos esa pequeña dosis de nostalgia que dibujará una sonrisa en los rostros de los niños de los 80.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.