DESVELAN QUE MUCHOS ARTISTAS QUE ESCUCHAS NO EXISTEN

DESVELAN QUE MUCHOS ARTISTAS QUE ESCUCHAS NO EXISTEN

¿Está usando Spotify artistas falsos en sus playlists?

Una web de música, Music Business Worwide, ha destapado que algunos de los artistas que aparecen en las playlists de Spotify no existen. Son músicos sin biografía, apenas cuentan con dos o tres canciones y, sin embargo, tienen millones de escuchas en la plataforma de streaming.

Spotify es una mina de 'big data
Spotify es una mina de 'big data | Skohlmann en Flickr bajo licencia CC

La pregunta evoca un episodio de ‘Black Mirror’: ¿está creando Spotify cantantes y grupos de música falsos para ahorrar dinero? Desde hace varios años, sabemos que existen empresas que venden followers de Instagram o Twitter; modernos ‘golems’ creados con el solo propósito de inflar el ego de los usuarios o los ‘k’ de los aspirantes a influencer. Lo de los artistas espectrales, sin embargo, es bastante más reciente y sorprendente.

La denuncia, formulada el verano pasado por la web Music Business Worlwide, ha ido ganando peso después de que Vulture se hiciera eco hace algunas semanas. “Varias fuentes nos han informado de que, en los últimos meses, la compañía de Daniel Ek ha estado pagando a productores para crear temas a partir de ciertas directrices musicales”, publicó Music Business Worlwide en 2016.

“También nos está llegando que dichos productores reciben un precio bastante económico por su trabajo, y que Spotify se queda con los derechos de copyright. Los temas aparecen en Spotify con el nombre de artistas falsos. Estos artistas falsos están acreditados en Spotify como propietarios de sus propios derechos, pero no es así. Son gente inventada”.

Normalmente, se trata de canciones sin letra y que Spotify incluye en sus playlist de jazz o chill. Un ejemplo es el artista llamado ‘Deep Watch’, que, pese a contar con solo dos canciones en la plataforma de música en streaming, ha superado los cuatro millones de escuchas desde que sendos temas fueron lanzados e incluidos en la popular playlist ‘Ambient Chill’.

Fuera de Spotify, sin embargo, ‘Deep Watch’ no existe. No cuenta con una biografía en Wikipedia, no existen vídeos de actuaciones suyas en YouTube y ni siquiera en Spotify hay una ficha sobre el artista. Del mismo modo, ‘Enno Aare’, un artista existente solamente en las playlists ‘Sleep’, ‘Peaceful Piano’, ‘Piano in the Background’, ‘Deep Sleep’ y ‘Music for concentration’, cuenta con cuatro temas que suman un total de casi dieciocho millones de reproducciones.

Spotify ha negado estas acusaciones: “Nosotros no hemos creado ni crearemos jamás artistas falsos para incluirlos en nuestras playlists”, declararon desde la compañía a raíz de la polémica.

“Pagamos royalties por cada canción que aparece en nuestras playlists. Nosotros no poseemos los derechos, no somos un sello discográfico”.

Pero aunque sea cierto que Spotify no tenga la propiedad de los royalties, Music Business Worlwide asegura que nada impide que de todos modos esté encargando temas a productores con nombres falsos a unos precios muy por el debajo del mercado. Incluso reducir un solo céntimo por cada reproducción ya permitiría a Spotify ahorrar miles de euros en royalties por canciones con semejante cantidad de escuchas.

Por otro lado, hace poco se anunció que Spotify había contratado a un experto en inteligencia artificial capaz de crear música sin intervención humana, por lo que puede que pronto no solo tengamos a artistas fantasma en la plataforma, sino baladas de piano tocadas por manos invisibles.

En cualquier caso, no le auguramos mucho futuro a esta moda. ‘Heroes’, de David Bowie, nunca podría haber sido compuesta a partir de un algoritmo, y aquellas fans enloquecidas de ‘Take That’ jamás querrán cortarse las venas por un cantante que no tiene cara.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.