VIVE UNA SEGUNDA JUVENTUD

VIVE UNA SEGUNDA JUVENTUD

El heavy metal ha vuelto (si es que alguna vez se fue)

Entrevistamos a expertos y bandas jóvenes que recuperan y reivindican el sonido del heavy metal de los 80, que vive una segunda juventud.

Leather Heart
Leather Heart | Antonio Sicre

Hubo un tiempo en que los chavales de barrio no querían ser futbolistas o youtubers. Una época en el que sus ídolos eran las estrellas del rock: melenudos con peinados imposibles y mallas ajustadas. Cantantes que llegaban a agudos estratosféricos y se contoneaban sobre el escenario ante miles de fans. Todo, al ritmo de virtuosos solos de guitarra y baterías galopantes.

Eran los años 80, los tiempos gloriosos del heavy metal. Para algunos, un capítulo enterrado y olvidado de la cultura popular. Para otros, un género y un movimiento que, lejos de haber desaparecido, nunca se llegó a ir del todo. Y es que, aunque esos días nunca volverán, los grupos que reivindican aquel espíritu parecen estar hoy más vivos que nunca. Los grupos, conciertos y festivales se multiplican y la estética vuelve a las calles.

“El heavy metal no ha llegado, ni llegará nunca, a las cotas espectaculares de popularidad que alcanzó en los 80”, cuenta Paco Fernández, del sello discográfico alemán Century Media, uno de los más reputados del género en Europa.

“Hay que recordar que grupos como Obús llenaban el Pabellón del Real Madrid. La sala Canciller programaba conciertos todos los días y metía a 3.000 personas. Barón Rojo fueron número uno en ventas y en los 40 Principales en infinidad de ocasiones. Y hasta bandas no tan grandes, como Sangre Azul, recogían discos de Oro en la SGAE, algo que hoy día es impensable no ya para el heavy metal, sino prácticamente para cualquier banda de rock”.

¿Hay, pues, un relevo generacional? “Claramente”, opina Paco. Pero hay matices. “Resulta llamativo que los chavales que veo ahora acercarse al heavy tienen un interés por una estética y una música que ellos no han vivido de primera mano, pues han nacido, como poco, en los 90. Al no tener referentes actuales, se ponen a escuchar a bandas como Judas Priest o Iron Maiden. Algunas de esas bandas se han encontrado con que son más populares ahora que hace 15 ó 20 años. Lo mismo que les hubiera ocurrido a otras bandas como los Ramones si hubieran seguido tocando”.

Europa ‘rockea’ duro

Álex Gabasa es el guitarrista de Leather Heart, una banda que bebe claramente de aquel sonido. Y no les va mal. Le pillamos recién llegado de tocar en Holanda, donde su propuesta es recibida, como en buena parte de los países europeos, con los brazos abiertos.

“Tanto en España como en Europa el recibimiento es espectacular”, cuenta con orgullo. “Los conciertos están a rebosar y en varias ciudades hacemos “sold out”. En Alemania, nos bajamos de la furgoneta en una sala para cargar el equipo y había un hombre con fotos nuestras impresas para que se las firmásemos. En Italia otro tenía un álbum con fotos y una bandera de España recibiéndonos horas antes. Sin palabras”.

En cuanto al momento que vive el género, Álex lo tiene claro: “Desde hace unos años estamos viviendo un resurgimiento del movimiento heavy. Se ha creado un circuito underground muy potente por todo el planeta, que ha logrado que no se haya extinguido el género y podamos seguir disfrutando de él con esperanzas. Tenemos que seguir luchando y trabajando entre todos para fortalecerlo como se merece”.

Leather Heart | Leather Heart

Mirando atrás, surge una pregunta: ¿Cómo descubrió un chico como él, de 23 años, un género que vivió sus días dorados hace tres largas décadas?

“Desde bien pequeño tuve pasión por la música y empecé a comprar los discos de los grupos que me gustaban, de todos los estilos. Fue en las tiendas de discos y con 11 años cuando empezaron a llamarme la atención aquellas portadas tan potentes, agresivas y curradas de la sección “Hard Rock/Heavy”. Sabía que detrás de ellas se tenía que esconder una música muy especial. Aparte, cuando me cruzaba un grupo de heavies por mi barrio siempre me quedaba mirando sus pintas y sus melenas: me flipaban”.

Un mundo de hombres

Elena, vocalista de Lizzies, la banda que probablemente mejor representa el género en España desde la perspectiva femenina, también se quedó prendada del sonido y la estética heavy desde muy joven. ”Me acerqué a la música gracias a mis hermanos mayores a través de bandas como los Rolling, ACDC, Motorhead o Michael Jackson. Con 12 o 13 años descubrí a WASP, Motley Crue, Judas Priest… y ya me enamoré perdidamente de esta música”, ríe. Lo cuenta como si fuera hace un millón de años, pero Elena sólo tiene 22.

Hay una pregunta inevitable al charlar con una mujer sobre un mundo que arrastra tantos tintes sexistas como el del heavy metal. “Queda mucho por hacer, pero creo que se ha avanzado”, apunta Elena.

“Poco a poco, las mujeres se hacen mas visibles en el heavy, pero no cabe duda de que la industria musical es, a grandes rasgos, muy machista. Y en concreto el heavy todavía mas. Tradicionalmente se entendió que ellas eran las grupies. Que se trataba de un mundo de hombres, un genero duro, fuerte, macarra... una serie de estereotipos y clichés. Pero actualmente cada vez se ven mas mujeres, tanto encima del escenario como fans en conciertos”

“¿Si se nos da el mismo trato? No: es una lucha constante para hacerte valer y que te respeten solo por pertenecer al genero femenino. Necesitamos un cambio en el pensamiento, información, comunicación e igualdad de oportunidades para que poco a poco estas diferencias desaparezcan, y todo empieza desde el respeto y la tolerancia los unos con los otros. Porque al final, es un problema que deriva de la misma sociedad sexista en la que vivimos”.

¿Va a estallar el obús?

Ya se trate de hombres o de mujeres, una cosa está clara: cruzarse por la calle con un nutrido y peludo grupo de heavies ya no es tan frecuente como hace décadas. Tampoco encontrar grandes ejemplos a imitar. “Es cierto. Creo que no podría decirte un gran gran referente actual para mí, al menos dentro del heavy: todos son grupos de los años 70 y 80”, lamenta Álex. “Quizás un problema sea que es difícil renovar este genero y se haya acabado la creatividad”.

En ese sentido, Elena es optimista: “Pese al declive que sufrió el heavy a finales de los 90 y el 2000, poco a poco va remontando”. Por su parte, Paco lo tiene claro: “La cultura popular está completamente muerta, al menos en lo que se refiere a movimientos de vanguardia y transgresión. Lo que se hace es reciclar cosas anteriores, y el heavy no está exento de ello”.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.