LANZAN 'SALTO HORIZONTAL' TRAS VARIOS AÑOS DE PARÓN

LANZAN 'SALTO HORIZONTAL' TRAS VARIOS AÑOS DE PARÓN

Maga: “Salvo si pegas el pelotazo, los músicos tenemos que estar a pico y pala; trabajar como cualquiera"

A punto de lanzar 'Salto horizontal', su regreso tras varios años de parón, la banda cierra en Sevilla los fastos de su decimoquinto aniversario. Además, anuncian 14 fechas para presentar un álbum que mantiene su pop de hondura lírica pero vestido con un traje más luminoso y trascendiendo lo personal para mirar hacia lo colectivo.

Maga celebra su 15º aniversario
Maga celebra su 15º aniversario | D. R. Óscar Romero

Suena de fondo un bajo cuando Miguel Rivera, vocalista de Maga, coge el teléfono. Faltan unas horas para que el grupo cierre en su casa, Sevilla, los fastos de su decimoquinto aniversario y están rematando los ensayos en un local de Alcalá de Guadaira. Muy cerca de donde ahora se encuentran, en una sala que les cedió la Casa de la Cultura del pueblo -“un sótano que sonaba a rayos”-, empezó su historia.

Arrancaba el milenio y los componentes se desplazaban desde Sevilla hasta Alcalá en autobús, cargados con los instrumentos. “Un infierno”. Han pasado 15 años y las entradas para la cita de este miércoles, en el Central, uno de los principales teatros de la capital andaluza, se agotaron hace más de un mes.

Rivera lo cuenta con algo de incredulidad pero, sobre todo, con orgullo. Les acompañarán en el escenario músicos como Zahara, Anni B Sweet, Juano Azagra (All La Glory), Javi Palencia (Full) y Paula Padilla (O sister!).

Están contentos después de que la pasada primavera tomaran la decisión de regresar para celebrar la efeméride. Atrás quedaban cinco discos pero tres años sin nuevas canciones y un parón indefinido que hizo temblar a sus fans.

Por fortuna, duró poco. “En el momento que decidimos dejarlo teníamos la incertidumbre de si volveríamos o no. Queríamos ser honestos porque no teníamos nada que componer ni que grabar. Después de todo ese tiempo, volvió la chispa, empezaron a surgir bocetos que sonaban a Maga. Eso es lo que nos dio las ganas para plantear una vuelta del grupo coincidiendo con el cumpleaños. Maga ha regresado porque tenía cosas que contar, no para vivir de las rentas. Hemos sido consecuentes”.

Aquella chispa la transformaron primero en dos conciertos en Madrid, en los que se acompañaron de amigos como Iván Ferreiro, Xoel López, Carmen Boza y The New Raemon. Llenaron la Joy Eslava dos días.

“La acogida fue tremenda, nos superó. Tanto por parte de los 16 músicos, que enseguida estuvieron dispuestos a participar, como del público”, se alegran. Lo siguiente será su nuevo disco, 'Salto horizontal', del que hoy presentan Báltico, el segundo single, y que saldrá a la venta el próximo 24 de febrero.

Maga lanza Salto Horizontal | D.R. Óscar Romero

“Este trabajo es el fruto de volver con las pilas cargadas y con el cuerpo descansado tras un periodo de barbecho. Habíamos recuperado la motivación con el aniversario y de lo que se trataba ahora era de optimizarla para contar cosas nuevas a nivel lírico y musical", dicen.

"Contactamos con Ángel Luján, que ha producido lo último disco de Xoel López y que ha trabajado con otros grupos como Vetusta Morla. Es un productor con grandes ideas y, gracias a él y a las nuevas composiciones, hemos hecho un álbum que sigue sonando a Maga pero con un envoltorio diferente, más luminoso, vitalista y bastante rítmico. Las guitarras y las baterías son juguetonas, están muy hermanadas”.

Las nuevas canciones, adelanta el cantante, teclista y guitarrista, encierran sus vivencias de los últimos años y, si bien siguen instaladas en la introspección lírica que ha marcado la trayectoria del grupo, esta vez transitan de la sentimentalidad individual hacia la colectiva:

“Son letras más maduras en el sentido de que llevamos más tiempo viviendo en el planeta. En algunas, como 'La noria', hemos ahondado en cuestiones sociales con el mismo punto poético que siempre dicen que tienen nuestras letras pero ahora mirando hacia afuera”.

Cuando empezaron hace 15 años, Sevilla era prácticamente un erial creativo. Los tres componentes (entonces, junto a Rivera, el bajista Javi Vega y el baterista David García) habían pasado por varios proyectos cuando se juntaron en una primera formación con una voz femenina.

Después de que la cantante se marchara, Miguel asumió el papel de 'frontman' y replantearon el concepto del grupo bajo un nuevo nombre, Maga, en honor a la protagonista de Rayuela, de Julio Cortázar.

Su objetivo, rememoran, fue levantar una propuesta casi insólita en España y aún más en su ciudad. Metáforas complejas envueltas a melodías que les emparentaban con Radiohead. “No es que inventáramos nada pero apenas había música así en el país”. Hubo momentos dulces y otros aciagos. Por ejemplo, el reconocimiento en su tierra no llegó hasta que lo lograron a nivel nacional.

“En Sevilla parece que somos un poco reacios a reconocer lo nuestro”, asume. Su primer EP, Bidimensional (Limbo Starr, 2001), grabado por el productor Paco Loco, deslumbró y fue elegido como uno de los mejores del año.

En aquellos primeros días del siglo, evocan, la música independiente vivía instalada en el amateurismo.

“Hoy todo está mucho más profesionalizado. Entonces te buscabas la vida como podías, con tus propios medios materiales. Todo era más precario, te dabas a conocer por carteles, sin redes. La difusión había que ganársela a golpe de carretera y espalda. Incluso los grupos tocaban peor. Hoy cualquier banda que empieza tiene una técnica y goza de una escena, eso me alegra, que exista una profesionalización aunque lleven dos meses. Me gusta pensar que en algo hemos abonado el terreno para que esto se pueda dar”

En este proceso de profesionalización del sector, el indie de aquellos años, del que ellos fueron unas de las cabezas visibles, se ha convertido en el nuevo mainstream, asienten: “De todas formas, siempre hay propuestas arriesgadas, alguien que las realiza y un público que las necesita”.

Como pioneros, les halaga escuchar que a lo largo de su trayectoria han dejado un poso en las formaciones que surgieron después, que algunas letras, dejes o melodías remiten a su propuesta.

“Cuando se empezó a hablar de indie, el término se utilizaba como una etiqueta peyorativa. Los rockeros nos decían que éramos niños que no sabían tocar la guitarra, cuando a nosotros nos gustaba tanto el pop como el rock, no queríamos adscribirnos a un estilo más que al de ir buscando lo que nos apetecía contar. Me imagino que cuando hoy a un chaval le llaman hipster se sentirá como nosotros entonces. Pero las etiquetas envejecen pronto”, sostiene.

Preguntados por la dificultad de vivir de la música en España, Rivera admite que ninguno de ellos se ha lucrado pero que han logrado mantenerse.

“Salvo si pegas el pelotazo, aquí el resto de mortales tenemos que estar a pico y pala, trabajar como cualquier hijo de familia. De todas formas, nos sentimos afortunados de dedicarnos a lo que nos ha gustado desde que tenemos uso de razón”.

Lo suyo ha sido siempre un pop con un color y una lírica determinados. En el nuevo disco los han mantenido. ¿Por qué no iban a usar sin pudor su tono y el matiz distintivo que les ha funcionado y con el que siguen disfrutando?

“No podemos decir que hacemos pop electrónico con tendencia al folk neorromántico. No. Describir Maga es hablar de nuestras frustraciones y alegrías, defectos y virtudes. Ahora tenemos más años pero si algo hemos conservado es el hecho de asumir que el nuestro es un proyecto muy personal, una extensión de lo que somos”.

Estos días, Maga anunciará el itinerario de la gira de su nuevo disco, que presentarán en 14 ciudades y, más adelante, en los festivales de verano. “Tenemos ganas de sacar al directo el repertorio nuevo, de que las nuevas canciones cobren magia en el escenario”.

Más noticias

Los mas vistos

Xtreme Cities

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.